Educación Superior: desafíos y cambios

untitled

Los imperativos irrenunciables de la Educación Superior

Por Marcelo E Albornoz

Somos conscientes que ante un nuevo escenario político se torna indispensable continuar y profundizar el debate sobre la necesaria actualización de su  marco normativo.  Para ilustrarlo,  mencionamos, entre otros temas a , la jerarquización profesional de sus docentes con el pleno respeto a los derechos laborales; la vinculación de sus actividades académicas con el desarrollo social y productivo de la nación; el incremento de la tasa de egreso  en un marco de calidad educativa que contemple y respete las trayectorias y las  biografías de sus estudiantes y por último, la imperiosa democratización de sus añejas estructuras institucionales.    

Como muy bien sabemos, desde sus orígenes históricos  en el siglo XIII y  hasta el presente, sin lugar a dudas la universidad  ha evolucionado en  mayor o menor medida de acuerdo a los cambios socio culturales y políticos que le ha permitido subsistir y proyectarse hacia el futuro .Al modo de  ejemplo , mencionamos y destacamos sus inicios monacales signados por un fuerte elitismo teocéntrico ,hasta llegar al  presente pretensioso de  masificación del conocimiento científico , universal ,  pluralista y tecnológico  al que aspira representar .

En el caso de nuestro país, el periodo de tiempo es significativamente menor, pero no disociado de aquellas características sociales .

Ya en el presente , nuestro sistema educativo superior universitario cuenta con un poco más de un centenar de instituciones , divididas prácticamente en partes iguales entre universidades nacionales y privadas, con una importante presencia territorial y una  representación diversa de carreras .Esta situación no estuvo exenta de fuertes debates históricos y políticos sobre la insoslayable relación  y vinculación entre el modelo de nación y el sistema educativo, recordemos al profesor Cirigliano que sostenía,”cada proyecto de nación determina y sanciona su propia ciencia y desarrolla su propia técnica”[1] .

Continuando con los análisis, lejos de cerrarse el debate sobre el papel, el rol y la vinculación entre  proyecto de país y educación , el mismo  sigue absolutamente latente.

De acuerdo a lo precedente, coincidimos con el consenso social y académico que atribuye al sector educativo en cuestión, las funciones esenciales e irrenunciables de, docencia, investigación y extensión. Todas ellas, sin dudas deben reformularse y rediseñarse de acuerdo a los actuales contextos.

Con respecto a la función del ejercicio docente , aquel deberá formarse, capacitarse y adaptarse a las características del sujeto de la relación educativa , a los fines de promover una comunicación interpersonal más profunda y autentica para  ubicarlo en el centro del proceso de enseñanza y aprendizaje .Y lo debe hacer , sin desconocer ni relativizar el impacto axiológico  de los marcos globales, signados por el escepticismo ,el  individualismo ,  el consumismo y en cierta medida, el nihilismo personalista que atraviesa de manera importante a la cultura de nuestra época   massmediatizada. A propósito, el prestigioso  semiólogo  Noam Chomsky, utiliza categorías antropológicas para caracterizar lo precedente como las del  ser  economicus y ser abstractus , sujetos influenciados por un utilitarismo que procura maximizar su placer a través de la satisfacción de sus pulsiones económicas. A partir de ello, nuestras intervenciones educativas deberán explorar y motivar la dimensión socio cívica y solidaria de nuestros cursantes, ciudadanos plenos en el ejercicio responsable de sus futuras profesiones. Para ello, tanto el Estado, como las propias instituciones deberán facilitar la trayectoria formativa de sus docentes  a partir de la implementación de capacitaciones y  postítulos de grado para los y las  profesionales a cargo de las cátedras, ya que no es suficiente para enseñar, el mero dominio epistemológico de la disciplina, sino que además  se debe tener aptitud y actitud pedagógica en el oficio de enseñar y aprender.

En cuanto a la función de investigación, consideramos que sería muy apropiado cuestionar el actual paradigma tecnocrático que tiene una fuerte presencia en las casas de altos estudios, y hay que hacerlo  para problematizarlo y de esa forma  ampliar  las intervenciones educativas y profesionales a los diversos esquemas de investigación  a los fines de contrarrestar la actual  hegemonía global neoliberal fuertemente arraigada.

Al respecto, son muy ilustrativas las palabras de José Luís Coraggio Director de la maestría en Economía Social de la UNGS, quien sostiene que el cientificismo y el paradigma positivista proveyeron el esquema mental con el cual se modernizaron y abrieron muchas carreras universitarias en la argentina a partir de la década del 50. Las disputas entre ciencias duras, sociales y hermenéuticas, nos hicieron caer en la trampa del positivismo.

En lo que se refiere a la dimensión de extensión universitaria, se torna inapelable articular los intereses y necesidades zonales con la función de las universidades para generar sinergias que contribuyan a promover el desarrollo social y productivo de la región en la que se encuentran insertas las  casas de estudios superiores.

Como lo venimos sosteniendo desde el principio del escrito, avizoramos  que estamos asistiendo a un saludable proceso de  debate sobre la educación superior y sus futuras incumbencias. Por lo tanto, dicho nivel educativo, es y será objeto de análisis y cuestionamientos que procurarán adaptar y/o modificar la actual norma a las nuevas circunstancias  profesionales y a las necesidades políticas y económicas  de nuestro país.

Creemos que es un imperativo para todos los que formamos parte de la docencia,   asumir  un rol protagónico en la defensa de la educación como instrumento de progreso social, desarrollo económico  y promoción humana.

Estamos persuadidos que la sociedad del siglo XXI, ya no aceptará dualidades educativas, en donde queden segmentados  los planes de estudios según los sectores sociales a los que se destine. Este tipo de discurso ya no resiste el menor análisis y es impensable e incompatible con un Estado Democrático. Una verdadera comunidad democrática debe promover las acciones sociales para brindar las mismas oportunidades formativas y educativas a todos sus ciudadanos, pero con un criterio rector  de equidad y justicia social.

Principios de la futura norma

En este aspecto, quisiéramos recordar, aunque sea de manera somera, que las políticas universitarias de los noventa,  tuvieron una fuerte impronta economicista y tecnocrática, características que fueron  estimuladas por los organismos externos que hoy y en la futura reforma  debemos revertir. Por ejemplo, una de las variables que se exacerbó en aquel entonces, fue el de la tan mentada calidad educativa. Recordemos que el concepto de calidad proviene del ámbito empresarial y económico .Ahora bien: ¿es fácilmente traspolable los principios de administración económica a los principios de administración educativa? .Obviamente que nuestra respuesta a este interrogante esenfáticamente negativa ,y, así lo expresamos en otra nota titulada . Aquí link https://mayeuticaeducativa.idoneos.com/347332/

Siguiendo con el análisis del párrafo anterior, recordamos al profesor y especialista Juan Carlos Tedesco, quien ya reconocía  este problema cuando hablaba  de masividad y calidad educativa y de manera inequívoca expresaba  su posición  contraria al concepto tecnocratico y se expresaba contundentemente en desacuerdo con la diyuntiva que muchos especialistas sostenían respecto de una visión restrictiva sobre el acceso popular y su presunta vinculación con la calidad educativa , él (Tedesco), se expresó por la distribución democrática y equitativa del conocimiento, sosteniendo  que aquellos criterios de selección, nunca son neutrales frente a variables como el origen social.

Al respecto, es importante y justo resaltar los loables esfuerzos que durante los dos mil se hicieron para  incrementar la oferta universitaria a través de las nuevas universidades tanto en el conurbano como del interior, en definitiva, y a pesar de aquello,   todos sabemos que cada vez es menor la presencia, permanencia y egreso de los sectores populares en el universo universitario y esto nos debe movilizar para revertirlo a partir de la adopción de intervenciones  inclusivas en un marco de calidad .

Para concluir, estamos convencidos que  los actuales y  futuros debates en torno al problema universitario y su regulación normativa  no pueden ni deben eludir los tópicos referidos a cuestiones como :

  • El irrestricto respeto a los derechos laborales de los docentes. Tanto en las universidades públicas como privadas.
  • La identificación y el acuerdo sobre los perfiles de los futuros egresados.
  • El resguardo innegociable de la idoneidad y la responsabilidad social de los futuros profesionales.
  • La resolución a los problemas de acceso, permanencia y baja tasa de culminación por cohorte.
  • La poca articulación intra e inter universidades en las ofertas académicas.
  • El financiamiento, donde la principal responsabilidad le compete al Estado de manera indelegable.
  • La participación democrática y proporcional de los distintos claustros en el gobierno institucional con un formato cuatripartito entre sus actores sociales.
  • El respeto a la autonomía de gestión institucional congruente con los DDHH y el ordenamiento jurídico.

La inexpugnable  libertad de cátedra de los docentes en el desarrollo de sus programas en cumplimiento de diseños curriculares científicamente plurales.

  • El contralor y supervisión  del Estado a través de los organismos pertinentes.
  • La promoción educativa  a los sectores más populares a través de la implementación de dispositivos pedagógicos, tutorías y becas.

Lo precedente no tiene carácter taxativo sino que constituye un aporte para el debate que inexorablemente seguiremos dando.

Recordamos que éstos son solo algunos de los nudos a trabajar para adecuar la norma a las nuevas realidades y como sosteníamos al principio, los docentes debemos ser protagonistas de este promisorio proceso, no olvidando que un proyecto de nación desarrollada e integrada requiere de un sistema educativo que la promueva.

[1] Cirigliano Gustavo,”Proyecto de Nación y Educación “Corregidor Buenos Aires 2004 , pág 22

 

Anuncios

Ni Una Menos

Ni una Menos     Por Marcelo E Albornoz

niunamenos

“A los efectos de la presente Convención , la expresión “discriminación contra la mujer” denotará toda distinción, exclusión a restricción basada en el sexo que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera”  .Art. 1 CEDAW

 El próximo 3 de junio ganarán las calles y las  plazas del país miles de personas a través de  un conjunto de organizaciones políticas, gremiales, sociales y de DDHH  junto a diversos  grupos feministas y un sin fin  de ciudadanas y ciudadanos bajo la consigna de reivindicación y justicia que ese heterogéneo colectivo consagró como Ni una menos. Nombre del movimiento feminista surgido  y fuertemente visibilizado a partir del año  2015, como repudio al asesinato padecido por Chiara Páez una adolescente asesinada en la provincia de Sante Fé por su novio , aquel fue un emergente de una grave situación de injusticias que conlleva una  larga lucha en nuestro país,    aunque las mismas son tan antiguas como la humanidad misma , pero en éste caso, emergió como una protesta en repudio a la violencia contra la mujer y sus  consecuencias más graves y visibles  como lo representa el femicidio .

Prosiguiendo con éstas problemáticas, según estudios en materia de violencia de género de la ONU, a fines del año 2018, se contabilizaban 87000 mujeres asesinadas en el mundo. De aquel número, impactante y repudiable, casi el 60% de las víctimas fueron asesinadas por sus parejas, ex parejas o miembros de su entorno familiar. Aquellas cifras, contextualizada a nuestro país nos arroja el dramático número de una víctima mujer cada 30 horas .Situación que se viene agravando desde que el colectivo de Ni una Menos lo viene denunciando y visibilizando.

En el presente , la protesta del Ni una Menos no solo se focaliza en la denuncia y repudio a los femicidios sino que se ha transformado y ha adquirido una envergadura mayor  por una política integral de  equidad e igualdad de derechos de las Mujeres, Lesbianas, Travestís, Trans, Bisexuales, y de todo el colectivo LGTBIQ , como así también de las disidencias y todo los grupos sociales y étnicos a los fines de reparar  la deuda histórica para con ellxs.La agenda de reivindicaciones es amplia y gran parte de ella la hemos enunciado en escritos anteriores y en particular.

Continuando los análisis y abordajes , la fecha se torna muy propicia para incluirla  en nuestras intervenciones educativas , ya que no solo se caracterizará por una necesaria reivindicación feminista , sino que además representa una  postura  política que a ésta altura de los acontecimientos es  absolutamente  impostergable. Solo para ilustrar lo precedente, analicemos las posibles causas que generan tan dramática situación  (femicidios y travesticidios)  que en definitiva no dejan de ser crímenes de odio . Que nosotros como docentes y desde nuestras comunidades podemos colaborar y prevenir a través de las enseñanzas del respeto a la dignidad de las personas. En este sentido, reiteramos la valiosa herramienta que representa para ello la educación sexual integral desde una perspectiva de género plural. A propósito de aquello , y, al solo efecto de ejemplificar contenidos en nuestras enseñanzas , tengamos presente los cambios socio culturales que se vienen desarrollando en materia de géneros y derechos para evitar hegemonizar nuestras currículas con miradas biologicistas y retrógradas que atentan contra una Democracia, políticamente sustancial , socialmente pluralista y económicamente justa que debemos construir y consolidar 

 

Día Internacional de la Mujer

dia-de-la-mujer

Por Marcelo E Albornoz

 “Ha llegado la hora de la mujer que comparte una causa pública y ha muerto la hora de la mujer como valor inerte y numérico dentro de la sociedad ” Evita 

En el plano internacional,  desde el punto de vista de las efemérides, no debemos omitir que cada 8 de marzo, se recuerda la muerte de 129 mujeres trabajadoras que en 1908 fueron reprimidas en una fábrica textil de Nueva York durante sus reclamos  por mejoras laborales. Semejante  hecho, marcó un hito en la lucha por la igualdad de género y en la reivindicación de derechos sociales que no debemos omitir en ninguna de las expresiones alusivas y conmemorativas que realicemos.

Continuando con aquello, a partir de su conmemoración y abordaje en nuestras intervenciones educativas ,tengamos presente que éste 8M  en particular ,no solo se caracterizará por una necesaria reivindicación feminista , sino que además presentará una agenda política que a ésta altura de los acontecimientos se torna absolutamente  impostergable, ya que  deberá ser asumida sin más excusas y dilaciones ,porque la misma constituye una verdadera razón de Estado a los fines de consolidar una Democracia políticamente sustancial , socialmente pluralista y económicamente justa.

Nos estamos refiriendo, entre otras prioridades, a la lucha contra los crímenes de odio como el  femicidio y el travesticidio y la implementación de la  Educación Sexual Integral tanto en las escuelas y colegios de educación pública estatal como privados. Si bien la actual ley ha sido importantísima en el momento de su sanción ( 2006), hoy requiere de una adaptación inclusiva de las múltiples demandas y problemáticas  que cotidianamente nos interpelan como ciudadanos. Para ello su mirada y abordaje debe respetar las heterogeneidades sociales y culturales a los fines de no  reproducir las nominaciones heterónomas  y en su lugar abordar la cuestión de los DDHH y los feminismos desde una perspectiva de pluralidad de géneros.

Otras problemáticas a tratar están relacionadas con la erradicación de la feminización de la pobreza y la impostergable aplicación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Las enunciaciones precedentes lejos de ser  y constituir una lista taxativa y cerrada, por el contrario ,  creemos que representa una serie de temas ineludibles de pronta resolución.

Continuando con los análisis, nos parece apropiado mantener latente el inédito  debate que nos dimos como sociedad durante el 2018, año parlamentario que será recordado como un verdadero ejercicio democrático en torno a un tópico  que nos atraviesa más allá de  nuestras  convicciones ético filosóficas,   que sin lugar a dudas y especulaciones,   requieren de   una respuesta a tono con las serias problemáticas y derechos que vulneran.

Al respecto  y más allá de las distintas posturas, consideramos  y coincidimos  en ese sentido que la omisión legislativa y su  status quo, representa    una forma  inequívoca de  violación a los derechos de  la salud; sexuales y reproductivos de la mujer, como también  a su derecho a decidir en igualdad de condiciones con el hombre. Recordemos que  éste tipo de acciones y derechos se encuentran previstas en las distintas recomendaciones generales emanadas del Comité CEDAW  que encomiendan  expresamente a los Estados signatarios,  derogar las disposiciones legales internas de carácter punitivas en éstas temáticas, porque representan  una flagrante vulneración y  violación de DDHH  que implican  una clara forma de violencia por razón de género, que según las circunstancias, puede constituir tortura o trato cruel , inhumano o degradante.

Por lo precedente y entre otras cuestiones se hace imperioso que se sancionen herramientas que contemplen la interrupción legal del embarazo, porque es una realidad que no se debe ni puede desconocer, ya que cada vez es mayor el número de embarazos en menores que  en su gran mayoría son víctimas de abusos sexuales en contextos intra familiares, situación que les impide seriamente acceder al sistema de salud.

Solo para ilustrar la cuestión y de acuerdo a datos de organismos nacionales en áreas de salud y desarrollo social, desde el 2015 se vienen realizando e in crescendo, alrededor de 2800  nacimientos por año en la franja de menores de 15 años . Asimismo , tengamos presente que el  problema se agrava entre los sectores más vulnerables  .Según estudios realizados desde UNICEF , aquellos embarazos , productos de abusos en la mayoría de los casos, como lo sostuvimos anteriormente ,  deteriora fuertemente la salud psico física y los DDHH de las niñas y adolescentes ,incrementando  no solo su riesgo de muerte materna sino además de la mortalidad neonatal . Porque en definitiva ,“son niñas, no madres”, a quienes se obliga a mantener el embarazo y posterior maternidad. Sin eufemismos, éstas situaciones constituyen una fuerte violencia sobre sus derechos, agravado por la complicidad del Estado, quien poco hace o peor aún,  obstaculiza, al no  implementar los respectivos protocolos sanitarios, avalados ya hace  varios años por  la Corte Suprema  de Justicia. Ante situaciones de ésta naturaleza, nosotros como ciudadanos no podemos ser indiferentes .Insistimos no es una cuestión de fé o convicciones personales, sino de políticas públicas de Salud y DDHH.

Prosiguiendo con las problemáticas, según estudios en materia de violencia de género de la ONU, a fines del año 2018, se contabilizaban 87000 mujeres asesinadas en el mundo. De aquel número, impactante y repudiable, casi el 60% de las víctimas fueron asesinadas por sus parejas, ex parejas o miembros de su entorno familiar. Aquellas cifras, contextualizada a nuestro país nos arroja el dramático número de una víctima mujer cada 30 horas .Situación que se viene agravando desde que el colectivo de Ni una Menos lo viene denunciando y visibilizando.

Por último, reiteramos la imperiosa necesidad de revertir la feminización de la pobreza a partir de una fuerte y sostenida política de igualdad y equidad de géneros, ya que en el mundo del trabajo en  nuestro país, en promedio, las mujeres perciben un 30 % menos que sus compañeros varones por las mismas tareas. Recordemos que nuestra Constitución Nacional contempla: “(…) “todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas”. A partir de lo precedente, es realmente injusto, arbitrario y hasta inconstitucional que aún persista aquello .Por lo tanto, la eliminación de semejante discriminación, sin dudas constituye una clara expresión de justicia social que debemos reivindicar.

Para finalizar,  tengamos presente que en nuestro país, es la primera vez que coinciden las organizaciones docentes nacionales más representativas en apoyar y convocar activamente  a un paro y movilización  nacional de mujeres  bajo la consigna de paridad laboral entre hombres y mujeres, porque en nuestra profesión, ocho de cada 10 docentes  son mujeres y muchas de ellas el principal sostén de familia.

 

El Currículo educativo como un espacio de poder

arbol-de-libros

Por Lic. Marcelo E Albornoz

El objeto de esta nota es sumarnos al debate académico sobre la elaboración de diseños curriculares y educativos pero desde una mirada eminentemente docente y crítica.

Para nosotros, ninguna perspectiva sobre el particular esta exenta de intencionalidad política, por el contrario y muy alejado de ello consideramos que es un campo propicio de confrontación dialéctica y como docentes no podemos asistir a la misma de manera ingenua.

La palabra currículo etimológicamente es de origen latino, en español se la puede traducir como “recorrer un camino”. En el ámbito pedagógico, su significado se ciñe a un conjunto de planes y programas de estudios. Asimismo, esta concepción tiene un sentido restringido y uno amplio, el primero le otorga una connotación de casi exclusividad a los planes de estudios, programas y colecciones de textos y documentos escolares.

Por el contrario, la segunda acepción, le agrega a la precedente todas las experiencias de enseñanza y aprendizaje, tanto intra como extra aula, concibe a la institución educativa en su máxima expresión y extensión, involucrando a sus distintos actores, de esa manera contempla al fenómeno educativo tanto desde lo intencionado y planificado, hasta lo espontáneo, inclusive, tienen lugar los acontecimientos producidos por otros agentes culturales que no pueden ni deben subestimarse ni omitirse.

En síntesis, en muchos ambientes académicos los dos conceptos coexisten y deben contemplarse, pero para nosotros es mucho más pertinente suscribir el sentido amplio, porque se adecua mejor a la cosmovisión de lo educativo como un hecho relacionado e interdependiente de lo político y lo social.

Dos enfoques ideológicos para entender las disputas Curriculares

Sabemos a priori, que existen muchas formas de nominar ideológicamente a las distintas posturas que procuran delimitar lo que se entiende por currículo, pero en este caso vamos a usar una dualidad nominativa que creemos las diferencia e identifica sustancialmente. Nos estamos refiriendo a la perspectiva curricular recibida y a su confrontativa y opuesta perspectiva reflexiva.

Esta categorización es simplemente un recurso, ya que podríamos haber utilizado las siguientes: currículo explicito versus oculto, enseñado versus evaluado, rígido versus flexible, abierto versus cerrado. Todas ellas en definitiva son representativas de lo que nos proponemos .Parafraseando al autor Eggleston, la perspectiva recibida ,considera al conocimiento como un conjunto de saberes que nos es “dado” por especialistas y expertos , por lo tanto se convierten en innegociables y poco dialécticos . Dado aquello, abonan y sostienen la existencia de una fuerte división epistemológica y cultural entre quienes ejercen sus exclusivas atribuciones y facultades de producir el conocimiento; los que se encargan de su mera “transmisión” y los destinatarios y receptores del saber como son los “alumnos”. También es común encontrar dentro de esta perspectiva una inadecuada jerarquización entre las distintas áreas científicas, considerando a algunas de ellas como puras y hasta sagradas en detrimento de otras. Dentro de esta corriente de pensamiento, podemos identificar a algunos de sus voceros y partidarios entre los filósofos más conservadores y con una fuerte impronta paradigmática positivista.

Por otro lado, abonan y suscriben también a esta corriente algunos psicólogos identificados con el enfoque cuantitativista y predictivo, a modo de ejemplo y para citar alguno de sus máximos exponentes mencionamos a Benjamín Bloom y su Taxonomía, con ella se procuraba categorizar y operacionalizar los contenidos y objetivos educacionales. En definitiva, los seguidores de esta concepción ideológica curricular preconizan la existencia de estructuras de conocimiento independientes de las distintas intervenciones pedagógicas y didácticas de los docentes. De acuerdo a ello, sus postulados estarían relativizando seriamente los principios rectores de teorías tan respetadas en educación como son las psicogenéticas y socioculturales. Con sus enfoques, limitan y reducen la labor educativa de los maestros y profesores a su mínima expresión, concibiéndola como una mera relación instrumental. Desde allí consideran al sistema educativo como un aparato político administrativo de disciplina y control.

La perspectiva reflexiva

Frente a lo descripto precedentemente, el enfoque reflexivo, difiere de aquel desde el mismo proceso de génesis curricular, en éste, se incorporan a la elaboración curricular los docentes y hasta los alumnos en alguna de sus instancias. Por lo tanto es mas participativo y consensual, para muchos de sus partidarios, la institución educativa que se estructura desde la perspectiva recibida es coercitiva porque considera a los estudiantes “seres a instruir”, por ende, ni sanos ni libres, quienes al ser “educados” en aquellas prescripciones pierden su capacidad creativa y hasta en cierto grado se los aliena y cosifica. La perspectiva reflexiva cuestiona la supuesta rigidez social, por el contrario, consideran a la realidad social como una construcción dialéctica.

En esta corriente ideológica curricular hay una fuerte influencia de la Sociología en sus expresiones cualitativa; interpretativa y critica .Solo para citar algunos principios representativos de este enfoque destacamos al pensador Tadeo Da Silva (1999) quien plantea que es en el campo de la educación donde se libra tal vez una de las batallas más decisivas en torno del significado…”está en juego, en esa lucha, los significados de lo social, de lo humano, de lo político, de lo económico, de lo cultural y de aquello que nos concierne, lo educativo. En esa lucha, la educación es un campo de batalla estratégico. La educación no es solamente uno de los significados que están siendo redefinidos: ella es el campo de confrontación de los diferentes significados”

Por ultimo , somos conscientes que el tema amerita un mayor abordaje y tratamiento , pero lo que nos anima en esta oportunidad, es dejar planteadas y generar las primeras dudas iniciantes , defendiendo nuestra postura respecto de considerar a la relación educativa como una relación humana, lejos de la imposición y cerca de la construcción cultural conjunta con una fuerte presencia de interaccionismo simbólico , considerando al currículo como un espacio de disputa y confrontación política en donde los docentes tenemos mucho para aportar y hacer .

 

A 70 años de la Declaración Universal de DDHH

¿Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos?   

  DUDH

Por Marcelo E Albornoz

“Mientras que la pobreza, la injusticia y la desigualdad existan en nuestro mundo, ninguno de nosotros podrá realmente descansar.” Nelson Mándela. 

Como muy bien sabemos, las luchas y reivindicaciones de derechos por parte de los pueblos son tan antiguas como aquel. Recordemos que los Estados modernos a partir de la revolución francesa comienzan a incorporar en sus constituciones normas de protección a los derechos elementales de las personas. En esa larga historia, encontramos en el  siglo XX un período importante signado por tremendas calamidades, que  generaron la impostergable mirada y atención de los  principales países del mundo, situación  que devino a posteriori en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Solo para mencionar algunos de los episodios más trágicos, podemos citar el genocidio armenio, las dos guerras mundiales, el holocausto, Hiroshima y Nagasaki entre otros .Estos sucesos, provocaron el exterminio y la muerte de millones de personas que finalmente terminaron de conmover a la humanidad e hicieron necesario crear un organismo internacional  que velase por el respeto de los derechos humanos.

Fue así que en  abril de 1945, delegados de cincuenta naciones se reunieron en San Francisco, con el objetivo  de  crear un organismo internacional para promover la paz y evitar guerras futuras. Los ideales de la organización se establecieron en el preámbulo del Acta Constitutiva, donde se propusieron:” preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra que dos veces durante nuestra vida ha infligido a la Humanidad sufrimientos indecibles…

A partir de ello, la  nueva organización de las Naciones Unidas entró en vigencia el 24 de octubre de 1945, fecha que se celebra cada año como Día de las Naciones Unidas.

Transcurrido el año 1948, la nueva Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas se había apoderado de la atención del mundo. Por lo cual se dispuso a redactar el documento que posteriormente se convirtió en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.  En su preámbulo,  La Asamblea  General  proclama :  la presente DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción. 

La declaración cuenta con 30 artículos que de manera expresa contempla y promueve integralmente los diferentes derechos humanos en sus dimensiones civil, social, comercial y político, a través de los cuales procura preservar la dignidad de las personas. Tengamos presente que aquella, se inspira y toma como fuente diferentes instrumentos que se fueron gestando a lo largo de la historia como consecuencia de complejos procesos de reivindicación. Obviamente que analizado a la distancia , muchas libertades, garantías y derechos se fueron perfeccionando con el tiempo y siempre a la par de las demandas populares que hasta el presente existen . Insistimos, desde el punto de vista instrumental, la declaración conforma un  mínimo plexo,  que obliga a los Estados parte a respetar y cumplir. En nuestro caso, es bueno recordar que la reforma constitucional producida en el año 1994 incorporó al mismo como parte del ordenamiento jurídico, por ende, es  pasible de ser exigida judicialmente tanto de manera individual como de forma colectiva.

Si bien con  lo  precedente creemos que su conmemoración histórica estaría expresada, consideramos que siempre un acontecimiento como éste, es una buena oportunidad educativa para  problematizar en nuestras comunidades a los fines de generar proyectos interdisciplinarios que  investiguen algunas de las problemáticas que la declaración aborda, con la finalidad de incluirla en  la actual agenda de derechos humanos y  en nuestras intervenciones pedagógicas   . En este sentido, nos parece que las guerras, los  genocidios y los etnocidios  lejos de disminuir se han incrementado y han puesto en una situación extrema a los sectores más vulnerables y no están siendo atendidos debidamente en la  política gubernamental de las naciones.

La desigualdad,  la pobreza y la situación de los emigrantes,  junto a los serios y graves pasivos ambientales y ecológicos, signo evidente  del  cambio climático  que estamos padeciendo, tampoco ocupan un lugar preponderante ni  en los organismos multilaterales ni en nuestras planificaciones y programas. Dado aquello,  se tornan en graves violaciones a los derechos humanos que impostergablemente, los Estados y los pueblos debemos afrontar. 

Como lo venimos sosteniendo en los párrafos anteriores, en los actuales contextos de globalización financiera y tecnocrática, éste nuevo aniversario se erige como una oportuna  ocasión para visibilizar y denunciar la situación de injusticia en las que están inmersos diferentes colectivos humanos.

Para ir concluyendo, la respuesta  a la pregunta sobre si como humanidad alcanzamos  el desafío de lograr la universalización de derechos humanos, claramente es negativa, entre otras cuestiones porque la mitad de la población mundial, es decir, alrededor de 3400 millones de personas, aún tienen grandes dificultades para satisfacer sus necesidades básicas. En cuanto a nuestro país, si bien el porcentaje es menor, oscilando el 30% medido por ingresos , éste se incrementa sensiblemente si tomásemos a la pobreza como un fenómeno multidimensional y en ese caso los porcentajes nos escandalizarían .Estos datos de por sí, evidencian una fuerte asignatura pendiente en materia de derechos humanos esenciales que impostergablemente tenemos que contribuir a solucionar, por lo tanto es un aniversario  muy “oportuno” desde lo pedagógico para enseñar y concientizar.

Por ello consideramos, que  nuestra tarea docente  en ese sentido,  no está disociada de lo político, por el contrario, creemos que  debemos persistir en la construcción de conciencia crítica, politizando nuestras prácticas a los fines de colaborar en la construcción de una ciudadanía plena que contrarreste los poderes  dominantes  que gobiernan en desmedro de los derechos humanos universales.

El Derecho a la Identidad y las Abuelas

El Derecho a la Identidad y las Abuelas de Plaza de Mayo

Por Marcelo E Albornoz

esteladecarloto

En principio es importante tener presente que el día alusivo, fue instituido a partir de 2004 en homenaje a las Abuelas de Plaza de Mayo por su lucha en la recuperación de los nietos apropiados durante la última dictadura cívico-militar. De acuerdo a ello, es imperioso recordar y mantener de esa forma viva y latente en la memoria de los argentinos, la maravillosa disputa que la asociación Abuelas de Plaza de Mayo llevó a cabo y sigue realizando desde aquellos trágicos y oscuros años de nuestra historia.

Siguiendo con lo anterior, en el año 1977, época teñida de dolor, sangre y fuego, producto de la más brutal dictadura cívico militar padecida por nuestro pueblo, nace este honorable organismo de DDHH que tratamos de homenajear. Presidida actualmente por Estela de Carlotto , persona que sintetiza la valiente lucha de todas las abuelas, a quienes nosotros, sus hijos y nietos, le debemos nuestro más sublime y eterno tributo, porque entre otras cosas, las abuelas nos rescataron de esa aciaga y tenebrosa noche.

Asimismo, es dable recordar que el 24 de marzo de 1976 , se instauró el Terrorismo de Estado que nos dejó luego de un perverso y sistemático plan de violación a los DDHH, un fuerte endeudamiento, censura , pobreza y 30000 desaparecidos .

Siguiendo con aquello, hoy queremos focalizarnos en el derecho a la identidad consagrado por la ley 26.001 del 22 de octubre del año 2004. norma que surgió como merecido reconocimiento a la incansable búsqueda de sus hijos y nietos.

Solo para tratar de dimensionar lo que procuramos conmemorar, tengamos presente que las persecuciones, secuestros, torturas y posteriores desapariciones se producían en el marco de aquel plan sistemático, donde se utilizaban centros ilegales de detención. En ellos, y de manera siniestra, también se llevaban a cabo partos clandestinos e ilegales con apropiaciones de niños, posteriormente simuladas como “adopciones”. Continuando con el relato , de acuerdo a distintas fuentes confiables se estima que la cifra aproximada de niños nacidos en cautiverio en nuestro país es cercana a los 500 y hasta que no se encuentren todos ; se restablezca su identidad y se juzguen a los culpables civiles y militares de esas aberraciones, la lucha continuará.

Para concluir , es apropiado y justo resaltar que desde el retorno democrático nuestro pueblo ha obtenido sustanciales logros en esta materia. Conquistas que ya forman parte de políticas públicas irreversibles de nuestra institucionalidad, producto de reivindicaciones y consensos políticos generados en gobiernos de distintos signos partidarios. Nos referimos a la ley de adhesión y suscripción a la convención de Derechos del Niño producida en el año 1989; la posterior incorporación a nuestra constitución con la reforma de 1994 y el impulso notorio que se le dio a las mismas desde las políticas de Memoria, Verdad y Justicia instaladas a partir del 2003.

Para finalizar, solo nos resta remarcar la importante labor pedagógica que como docentes nos debe comprometer en la custodia y enseñanza de los DDHH, recordando algunos principios consagrados en la Convención: ”respetar el derecho del niño a preservar su identidad, incluidos la nacionalidad, el nombre y las relaciones familiares de conformidad con la ley sin injerencias ilícitas” Por otro lado, “cuando un niño sea privado ilegalmente de algunos de los elementos de su identidad o de todos ellos, los Estados Partes deberán prestar la asistencia y protección apropiadas con miras a restablecer rápidamente su identidad.”

Por todo ello , es que consideramos relevante y significativo recordar ésta fecha y no solo para que no pase inadvertida, sino y por sobre todas las cosas , para que su enseñanza nos siga honrando.

 

 

A 35 años del Nunca Más

A 35 años del Nunca Más

Por Marcelo E Albornoz

200px-Nunca_mas“Señores jueces: quiero renunciar expresamente a toda pretensión de originalidad para cerrar esta requisitoria. Quiero utilizar una frase que no me pertenece, porque pertenece ya a todo el pueblo argentino. Señores jueces: Nunca más”.

Con el retorno democrático en el año  1983 y a poco de haber asumido la máxima magistratura de la nación , el Dr. Raúl  Ricardo Alfonsín impulsó fuertemente la investigación y posterior  juzgamiento de las graves violaciones a los DDHH cometidos por la  útima dictadura cívico militar que pasó a la historia como el Juicio a las Juntas .

Para ello, se creó la CONADEP ,Comisión Nacional para la investigación de la Desaparición de Personas .Entre sus  integrantes , destacamos su plural conformación con personas provenientes de los más diversos sectores sociales, políticos, intelectuales, sindicales y religiosos,  entre ellos  mencionamos a   Ernesto Sabato, Jaime de Nevares y María Elena Walsh  .

De esa organización surgió el memorable libro  NUNCA MÁS, texto que ya forma parte del activo social de nuestro pueblo  en su  la lucha y defensa  por la plena vigencia de los DDHH .

Queremos  recordar en un nuevo aniversario su loable aporte a la defensa y reivindicación de la dignidad humana y destacar que uno de sus logros fue el de  develar la instrumentación  de un plan sistemático de Terrorismo de Estado y la ubicación de 340 centros clandestinos de detención que funcionaron entre 1976 y 1983.

De acuerdo a lo anterior, nos parece ilustrativo y elocuente extractar el siguiente  párrafo del prologo del Nunca Más De la enorme documentación recogida por nosotros se infiere que los derechos humanos fueron violados en forma orgánica y estatal por la represión de las Fuerzas Armadas. Y no violados de manera esporádica sino sistemática, de manera siempre la misma, con similares secuestros e idénticos tormentos en toda la extensión del territorio.”

Insistimos en la imperiosa tarea educativa que nos debe interpelar para mantener activa nuestra memoria, como uno de las acciones esenciales de nuestro  ejercicio docente. Destacamos que la documentación que se recopilo a través de aquel, fue sustancial y  significativa a los fines de imputar posteriormente  a las cúpulas militares.

Para finalizar  honrando aquella distinguida labor , exigimos que se profundicen los juicios de lesa humanidad y se hagan extensivos a los responsables civiles de tan luctuoso proceso que nos sumergió en un fuerte endeudamiento ;  pobreza  y 30.000 desaparecidos .

 

La Negociación Laboral en el sector universitario

La Negociación Laboral en el sector universitario

Por Lic. Marcelo E Albornoz

“La mente no es un recipiente para ser llenado, sino un fuego para ser  encendido.” Plutarco

libros
Nos anima a reescribir éste artículo, la grave situación por la que estamos atravesando los docentes que nos desempeñamos en el nivel educativo Superior. Sería redundante detallar el conflicto en sí, solo enunciaremos lo más notorio dado que se encuentran en la agenda pública. Nos referimos entre otros, al incumplimiento de la paritaria federal docente, a la falta de inversión y financiamiento para las universidades y al estado de fragilidad normativa en que se encuentran muy especialmente los profesores universitarios de las universidades privadas

Partiendo de la premisa del profesor Gustavo Cirigliano quien sostiene “Toda la historia es nuestra historia. Todo el pasado es nuestro pasado. aunque a veces preferimos quedarnos con sólo una parte de ese pasado, seleccionando ingenua o engañosamente una época, una línea, unos personajes, y queriendo eludir tiempos, ignorar hechos y omitir actuaciones”.Es que asumimos la responsabilidad que nos corresponde y como docentes tenemos un imperativo profesional que debe guiar nuestras acciones dado que como agentes y/o empleados  del sistema educativo superior no podemos ni debemos escindir nuestra praxis particular de enseñar e investigar en un determinado campo científico epistemológico disociado de un proyecto de país .

Dado aquello, el modelo de nación a la que aspiramos ,tiene a la educación como una herramienta de transformación personal y social en el marco de una patria independiente y justa. Donde todos los  trabajadores, independientemente de si su labor es manual o intelectual son el centro de las acciones gubernamentales. De acuerdo a ello, sus tareas, artes, oficios y profesión deben contener un sustancioso plexo normativo de protección, promoción y jerarquización. Situación que lamentablemente no se cumple ni se respeta en el ámbito universitario.  Por ello , debemos ser coherentes y respetuosos con los distintos colegas y compañeros que vienen desarrollando un accionar en defensa de los derechos laborales de nuestro colectivo .En consecuencia  debemos continuar y  profundizar las diversas acciones gremiales, legales y administrativas, que consideremos conducentes y nos permitan alcanzar el gran objetivo rector y ordenador de todo nuestro despliegue, como lo constituye el tan merecido marco regulatorio general de las relaciones laborales para el nivel educativo superior.

Esto es,  el Convenio Colectivo de Trabajo, someramente recordamos algunos conceptos sobre el particular. En este sentido, la ley suprema reconoce este derecho, que arbitraria e injustamente, nuestros empleadores nos niegan, estableciendo en unos de sus pasajes: “(…) Queda garantizado a los gremios: concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje; el derecho de huelga. Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo (…)”. En principio, deberíamos tener presente que ésta institución del Derecho Laboral se encuentra absolutamente contemplada en nuestro ordenamiento jurídico. Solo a los efectos ilustrativos planteamos una aproximación a su definición .Para ello, recurrimos a un clásico jurista como sin duda lo es Fernández Pastorino, quien en líneas generales sostiene que el Derecho Colectivo de Trabajo constituye una disciplina jurídica moderna que ha ido adquiriendo progresivamente autonomía y cuya máxima expresión son las convenciones colectivas de trabajo, donde se considera sujetos colectivos a las partes en cuestión. Aquellas, con la intervención de la autoridad gubernamental de aplicación y a través de arduas negociaciones, procuran homologar condiciones laborales para la actividad u oficio del que se trate. Concomitantemente , cada paso hacia ello es sustancial, de ahí la importancia que le otorgamos a la organicidad y configuración de nuestro segmento  a los fines de generarnos un dispositivo apropiado e idóneo para ser interlocutores válidos ante el Estado y los empleadores y poder así construir y consolidar espacios de discusión y negociación en defensa de nuestros intereses.  Para ello hay que profundizar el proceso de  concientización gremial de nuestro universo y la colectivización de los conflictos, para  jerarquizar  en este sentido a la totalidad más que a las partes.

En aquellos espacios, siempre debemos propiciar la negociación laboral como método para afrontar las complejas agendas.

Por último, debemos saber que  será  estratégico  continuar abonando todas las instancias de diálogos que coadyuven a la consecución de nuestra gran meta, pero del mismo modo  debemos saber que la razón está de nuestro lado y que más temprano que tarde lograremos nuestros merecidos anhelos. El camino no estará exento de conflictos, por ello  no debemos  dudar si fuese necesario en adoptar todas las acciones que la ley contempla si las respuestas se dilatan. Somos conscientes que  el trayecto será sinuoso y que no estará exentos de complejidades, pero con la misma convicción sabemos que en la medida que nos fortalezcamos como sector  aquellos se nos irán allanando.

Fuente: Revista Cátedra Año 4 Nro 4, Bs As 2013

La corrupción como problema ético y moral

LA CORRUPCIÓN NO SOLO ES UN GRAVE PROBLEMA DE ILEGALIDAD , SINO POR SOBRE TODAS LAS COSAS UN SERIO PROBLEMA ÉTICO Y MORAL .

descarga

 

Por Marcelo E Albornoz
En el  artículo  siguiente, intentaré explicar la corrupción como un problema ético y moral. Para ello utilizaré como fuentes algunas de  las obras e ideas de Immanuel Kant y John Rawls.

La corrupción es un problema que nos debe preocupar, ya que su práctica y/o tolerancia compromete a toda la sociedad. Del mismo modo consideramos que la misma no solo es un problema meramente legal. A partir de ello, la conjetura  que guiará el presente será la siguiente: “La corrupción es el incumplimiento del pacto de  justicia”. La frase anterior hace alusión a uno de los autores que tuvo una mirada ética con respecto a la política, me estoy refiriendo a John Rawls, filósofo estadounidense que vivió entre  1921 hasta el año  2002.

Hago referencia a Rawls porque  considero que sus aportes y apreciaciones sobre la justicia fueron una contribución muy importante para la filosofía política, sobre todo en una época dónde el positivismo y el relativismo tenían un fuerte espacio y hegemonía entre las disciplinas sociales y humanas. Recordemos que  el positivismo es una corriente o escuela filosófica que afirma que el único conocimiento auténtico es el que proviene del método  científico. Sus principales referentes fueron Augusto Comte y John Stuart Mill. En el caso del  relativismo filosófico se considera que los conceptos que sostienen determinados  puntos de vista, no tienen verdad ni validez absoluta ni  universal, sino sólo una validez subjetiva y relativa a los diferentes marcos y contextos  de referencia.

Volviendo al principio del escrito,  en éste apartado considero apropiado introducir una definición de corrupción que sin lugar a dudas nos permitirá tenerla como referencia ante las categorías de análisis que realizaron tanto Kant como Rawls.

La palabra corrupción proviene del latín corruptĭo, corruptiōnis; a su vez del prefijo de intensidad com- y rumpere (romper). Un significado más actual, la considera como abuso del poder o mala conducta y esto se puede dar en el plano político, económico, social y/o personal.

La corrupción además de ser un tema legal, es por  sobre todo un problema moral y ético, en oposición a esto, el Estado establece ciertas normas jurídicas que los individuos están obligados a cumplir aunque no estén de acuerdo con ellas. Para eso existen normas que sancionan ciertos tipos de mentira aunque no toda mentira es contemplada por ellas. Por ejemplo , si miento a un amigo, esa mentira puede no constituir un delito pero constituye un acto malo desde un punto de vista moral. Mentirle a un amigo es considerado moralmente malo, pero si ésta situación sucede en la política, los mismos que sancionaron aquellas  normas se verían involucrados en una situación legal mucho mayor que en  una simple y  pequeña mentira.

Recordemos que Rawls es un admirador de Kant y éste le dio un valor central a la ética en las relaciones humanas, para ello, Kant apela a un recurso didáctico para enseñarnos su ética en dónde procura diferenciar el comportamiento de los seres naturales de los racionales. Los primeros se rigen por las leyes de la naturaleza,  dónde la vida y el comportamiento se determina por las necesidades instintivas. En cambio los seres racionales, apelan a la moral, que está constituida por la razón humana. Las reglas morales disponen que debemos asegurar que nuestras decisiones tengan validez para todos los hombres que se encuentren en situaciones similares, en definitiva podríamos decir que debemos actuar de buena voluntad y haciendo lo que corresponde.

Emanuel Kant tiene una concepción propia del hombre, ya que para su obra ,  éste no es un ente exclusivamente racional sino que también es un ser  impulsivo y/o sensible; conviviendo consigo una fuerte tensión entre sus dos mundos, el sensible y el inteligible, ésto significa que no siempre sus acciones van a estar guiadas por la razón sino que  en muchas ocasiones se verán influidas y afectadas por distintas inclinaciones y sentimientos, tales como el amor y  el odio. Para resolver ese problema humano, el hombre debe actuar por deber a través de los imperativos categóricos. Para  ejemplificar  las definiciones anteriores enunciamos los  cuatro tipos de actos kantianos:  1)contrarios al deber; 2) de acuerdo con el deber por inclinación mediata; 3) de acuerdo con el deber por inclinación inmediata; 4) cumplidos por el deber. Cada uno de los actos establece su “validez” moral de acuerdo se actúe correctamente y sin presiones de las inclinaciones humanas. Lo esencial para Kant es que actuemos sin especular sobre la conveniencia o inconveniencia de nuestros actos dejando de lado los sentimientos y afectos que pueden desviarnos del fin último, que es intentar actuar correctamente. De esta manera él se opone a toda ética que valore a sus actos por sus fines, ya que lo que importa no es el fin de los actos ni sus resultados concretos; lo único que importa es la intención del propio acto no la utilidad de la conducta. Entonces la persona moralmente buena es aquella que hace el bien por deber y no por interés.

Retomando lo que me propuse en la introducción, describiremos brevemente y de manera muy sintética algunas de  las ideas de Rawls ( que puede servir de excusa para profundizar en las mismas ). Como habíamos dicho, Rawls, problematizó con sus ideas a la filosofía política y a partir de ella, debatió tanto con el positivismo como con el relativismo disputándole de esa forma  su consenso académico  a partir de las fuertes críticas que les imputó dado el  fuerte pragmatismo que ostentaban  al que consideraba  vacío de contenidos e ideologías.

Ante aquel escenario adverso a las ideas políticas y filosóficas de fuerte contenido liberal, Rawls planteó un abordaje que toma como principal fuente de análisis la ética kantiana y lo esencial de los pensadores “contractualistas” y lo hace para resolver el dilema de hierro que se planteaba entre la libertad y la igualdad.

Finalmente me parece apropiado a los efectos de completar la conjetura que guió ésta nota , concluir con conceptos sobre la ética y la moral. Como sostuvimos en la introducción, la corrupción no solo es un problema legal que debe preocupar a toda la sociedad sino que por sobre todas las cosas, debe ser considerada  una cuestión de  hondo y profundo sentido ético y moral que evidencia la crisis de esos valores. Si bien desde el punto de vista etimológico, ética y moral tienen un mismo significado (costumbre y hábito) no son sinónimos. La ética no solo es un conjunto de normas sino que por sobre todas las cosas es un pensamiento y reflexión sobre las mismas, en cambio la moral, sí constituye un conjunto de normas que consideramos justas y que generalmente regulan nuestras conductas individuales de acuerdo a la cultura de la época, en definitiva la ética se pregunta :  ¿Por qué no se debe mentir? Y ante semejante interrogante , la ética trata de explicar la conducta moral. Para ello, estudia las diferentes morales y sus cambios a través del tiempo y trata de discriminar las consideraciones  que llamamos  por un lado ‘bondad’ y por otro ‘maldad’. Trata de definir que es lo bueno; se interesa por buscar criterios para decidir si una conducta es buena o mala. La ética no solo abarca la descripción de las conductas de las personas sino que intenta dar razones de cómo deberían ser. Finalmente, queda evidenciado que el incumplimiento de las normas morales y éticas atenta contra el pacto de justicia, ya que en él, la comunidad comparte lo que considera bueno y adecuado y condena  lo que presume  inadecuado y transgresor, por ende, todos los miembros de una sociedad deben preocuparse en fomentar el respeto por  las normas y  las leyes, ya que las mismas representan, o deberían representar  un orden social basado en el bien común que en definitiva debe ser lo más importante y justo.

 

 

 

Licencias Parentales : un desafío para lograr la equidad de género

Licencias Parentales : un desafío para lograr la equidad de género

equidaddegenero_0-1132x670

“Privar a las personas de sus derechos humanos es poner en tela de juicio su propia humanidad.” Nelson Mándela

Por Marcelo E  Albornoz

En principio es importante que recordemos que durante el retorno democrático en general y desde los últimos gobiernos en particular, por imperio de nuestras reivindicaciones ciudadanas, hemos avanzado significativamente en el complejo proceso de reconocimiento y ampliación de derechos humanos. Teniendo en cuenta ello, nosotros suscribimos la doctrina que considera a los derechos humanos como el conjunto de normas y acciones reivindicativas  que son funcionales e  inherentes a lograr la dignidad de las personas, por lo tanto, pasibles de ser exigidos para lograr  la remoción de los obstáculos que los niegan, o los interpretan de manera restrictiva y  taxativa. Consideramos que existe una estrecha relación e interdependencia de sus múltiples dimensiones que nos exige adoptar todos los recursos necesarios para tutelarlos y protegerlos, ya que sus diferentes categorías, en definitiva, constituyen un todo indisoluble  en el reconocimiento de la dignidad de la persona humana.

Dado lo precedente, nos parece adecuado focalizarnos en algunos aspectos referidos a la equidad de géneros y la igualdad de derechos  en las relaciones del trabajo. En este sentido, nos parece importante generar más derechos para incluir y respetar las diversas  opciones de vida que se  realizan  desde nuestro  heterogéneo colectivo docente. Para lograrlo,  en principio  tenemos que remover y deconstruir  los patrones  socio culturales rígidos y homogéneos vigentes hasta el presente . Y tener  en cuenta a los derechos laborales desde una perspectiva de géneros amplia y plural, que constituya un aporte que nos amplíe  y enriquezca las interpretaciones en nuestros marcos normativos laborales. Continuando con nuestro análisis, nosotros creemos que las diferencias que existen en los ámbitos de trabajo entre varones y mujeres son producto de disputas históricas y culturales que rechazamos y  que no se condicen con el presente equitativo que queremos  construir y consolidar.

En los actuales contextos de lucha por el reconocimiento a la diversidad; a la igualdad de  oportunidades, y a  la paridad  de géneros, nos parece muy apropiado que adecuemos nuestros derechos y deberes en el ejercicio de nuestra profesión con aquellos objetivos y anhelos. En este sentido, si bien hay varias  asignaturas pendientes, existe una que consideramos nos urge por resolver,  nos referiremos a las licencias parentales, que desde su cosmovisión y origen  considera a los cónyuges y/o convivientes en  igualdad de condiciones para desarrollar el cuidado y la educación de sus hijos. Concomitantemente con lo anterior , creemos que se deben ampliar los actuales derechos contemplados en nuestros marcos regulatorios para eventos familiares tan relevantes como la  gestación, el  nacimiento y/o la  adopción, independientemente del género del contrayente y/o conviviente , que en definitiva incluya y amplíe derechos.

La igualdad ante la ley, es una premisa que nos debe movilizar para materializarla en los planos concretos de nuestra actividad .Por lo tanto, en éstas temáticas se hace imperioso salir de las miradas estrechas para poder producir institutos protectorios de éstos derechos y sus  nuevas realidades.

Para concluir, nos parece muy importante que nos animemos a problematizar y desnaturalizar la concepción binaria tanto del sexo como del género, visibilizando y respetando la diversidad.

Estamos seguros que las miradas y enfoques amplios, tolerantes y plurales no solo nos enriquecerán como personas, sino que además nos permitirá generar marcos regulatorios incluyentes y respetuosos de los DDHH.